Uno de los planes aplazados por la pandemia más esperados es, sin duda, el viaje de Erasmus. Cada año, miles de
estudiantes de toda Europa optan por cursar esta beca, que les permite disfrutar de una experiencia internacional que, en la mayoría de los casos, resulta muy enriquecedora a la par que inolvidable.

Sin embargo, las ganas de pasar un año fuera de casa disfrutando de la inmersión en la cultura y el ocio del país elegido pueden hacer que se pasen por alto los riesgos a los que los estudiantes se puedan exponer. Por ello es
muy interesante prestar atención a los seguros más importantes que van a dar un extra de tranquilidad a la experiencia, ya que tener un percance y estar lejos del lugar de origen no es plato de buen gusto.

En primer lugar, es posible que ocurra algún contratiempo y haya que correr con gastos médicos, de medicamentos u hospitalización, por lo que resulta muy recomendable contar con un seguro médico, lo más completo posible. Por otro lado, puede pasar que la maleta se extravíe o retrase en el aeropuerto o, por desgracia, la roben. En ocasiones, incluso, con nuestra documentación o dispositivos electrónicos dentro, por lo que, ante esta posibilidad, también podemos contar con la protección por parte del seguro. Por último, y, tocando madera para que no ocurra, puede pasar alguna desgracia accidental que termine en invalidez permanente o, incluso, fallecimiento, para lo que también podría ser conveniente contar con una póliza de accidentes.

Claro está que todo dependerá de las necesidades y circunstancias de cada estudiante. Por ello, la manera de dar con los seguros que más se ajusten a nosotros es acudir a un profesional que nos dé la confianza y el asesoramiento que necesitamos: nuestro corredor de seguros. ¡Y a disfrutar sin complicaciones!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.