Las redes sociales se basan en la interacción entre personas, por lo que
continuamente compartimos información sobre nosotros.

Esto es algo que los ciber atacantes saben bien, por lo que es fundamental controlar lo que compartimos, saber detectar bien enlaces maliciosos
y hacer una buena configuración de privacidad dentro de la red social.

Y como la prevención es la mayor protección, para garantizar nuestra
seguridad en estas herramientas es importante conocer que los ciberdelincuentes pueden utilizar cualquier tipo de información personal,
como la geolocalización de las fotos o incluso datos de contacto para ejecutar sus ataques, como el robo de contraseñas.

Para evitar este tipo de ataques, es también muy importante crear contraseñas difíciles de descifrar, utilizando, por ejemplo, palabras que no
aparezcan en el diccionario o incluso inventadas, y combinar con números
y caracteres especiales, ayudándonos también de sistemas de seguridad como la verificación en dos pasos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.