El 21 de junio se inició oficialmente el verano. Esto significa que la época estival comienza y, con ello, las vacaciones que hacen que tanto hogares como comercios queden desahitados durante dichos períodos. Sin duda, estos meses son los preferidos por los dichosos ladrones que pueden hacer que la vuelta tras el merecido descanso sea una auténtica pesadilla.

Las estadísticas muestran que en los meses de verano los robos en hogares y comercios aumentan de manera importante. A nivel particular lo ideal es poner el máximo número de trabas posibles para que los atracadores no puedan entrar a tu hogar o comercio. A continuación, te dejamos algunos consejos para tratar de evitar estas
situaciones tan desagradables:


• No publicar en redes sociales información sobre movimientos o desplazamientos. Esta acción puede ayudara los ladrones a identificar el mejor momento para dar el golpe.
• No dejar objetos de valor visibles al exterior. Éstos pueden ser un reclamo para los ladrones.
• Contactar con un amigo o familiar que pueda recoger el correo y revisar el exterior de la vivienda o comercio.
• En el caso de un hogar, no bajar todas las persianas, ya que puede indicar que el hogar está vacío.
• Poner una alarma tanto en comercio u hogar puede ser un gran efecto disuasorio para los atracadores.

Estas pequeñas medidas pueden ser de gran ayuda para disuadir a aquellos que quieren allanar nuestro hogar o comercio, pero, pese a todo, el robo u atraco puede producirse. Por ello, siempre te recomendamos
ponerte en manos de tu corredor de seguros de confianza. Éste te aconsejará sobre la mejor solución aseguradora para tu vivienda o comercio, en función de tus necesidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.