El seguro de decesos es uno de los más extendidos en nuestro territorio nacional. Tanto es así que, a cierre del 2020, ¡ según el informe de UNESPA ‘El Seguro de Decesos en 2020’, este producto daba cobertura a más de 22millones de habitantes, es decir, a más del 46 % de la población.

En el último ejercicio las provincias donde más creció este ramo fueron Guadalajara, Gerona y Cuenca, con un 2,40 %, un 1,49 % y un 1,47 %, respectivamente. En el lado contrario se encuentran Teruel, Huesca y Vizcaya donde se produjeron decrecimientos de entre el 1,29 % y el 3,54 %.

Además, el estudio muestra que es un seguro que crece con la edad llegando a una cota máxima del 60 % de asegurados en el tramo de 75 a 79 años. Además, destaca el crecimiento entre los más jóvenes, ya que entre los 20 y los 24 años la cuota supera el 40%, debido al impacto de las pólizas colectivas.

Sin duda, es importante, como en cualquier otro seguro, conocer las coberturas principales de este producto. Por ello, te dejamos las tres coberturas esenciales del seguro de decesos:


· Servicios fúnebres: es importante comprobar que el seguro cubre los costes relativos al sepelio.
· Traslados: cobertura para garantizar el desplazamiento del difunto a la localidad que se decida.
· Asesoramiento jurídico: asesoramiento y gestión de trámites legales, como el Impuesto de Sucesiones o pensión de viudedad.

Estas son tan solo tres de las coberturas imprescindibles que debes tener en cuenta a la hora de contratar este tipo
de seguros. De todas formas, la mejor opción siempre será contar con un corredor de seguros de tu lado para que te asesore, de manera experta e independiente, sobre la opción que mejor se adapte a tu situación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.