¿Sabías que el golf es el quinto deporte más practicado en España? Este deporte actualmente cuenta con más de 284.000 jugadores federados, una cifra nada pequeña que cada año va en aumento.

Lo cierto es que no es nada de extrañar, ya que se trata de un deporte en el que, al mismo tiempo de jugar, se puede disfrutar del aire libre y de paisajes bonitos mientras pasamos tiempo con nuestros allegados o incluso estableciendo nuevas relaciones.

No obstante, aunque no se trate de un deporte de contacto y el riesgo general de sufrir lesiones es relativamente menor al de otros deportes como el fútbol o el baloncesto, el golf también tiene aspectos a los que hay que atender para que nuestra experiencia sea lo más beneficiosa posible.

¿Y cómo se aseguran los jugadores de golf federados? En primer lugar, podría ocurrir que su carrito,
bolsa o palos de golf sufrieran daños por cualquier motivo, o, incluso, que les robaran y tuvieran que reponer el material de su deporte de profesión.

Por otro lado, a pesar de que el golf es un deporte pausado, también es posible sufrir algún accidente durante la práctica y que tengan que estar algún tiempo, o bien permanecer indefinidamente, sin poder jugar.

Por supuesto, tampoco hay que olvidarse de la Responsabilidad Civil del jugador de golf. Es posible que tengan que hacer frente a reclamaciones de terceros, por daños materiales o corporales.

En cualquier caso, lo mejor que puede hacer cualquier jugador de golf es informarse y dejarse asesorar
según sus circunstancias particulares. Por supuesto, a través de un profesional que aporte la mayor de las
confianzas: el corredor de seguros

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.