Cuando pensamos en asegurar los medios para una empresa pueda hacer su actividad, como por ejemplo un local que contrata una póliza que asuma el riesgo de incendio, o, por ejemplo, una oficina en la que se aseguran los ordenadores contra robos o daños, pocas veces nos resulta extraño, ya que es algo muy habitual, si no necesario.

Ahora bien, existen trabajos en los que una parte del cuerpo resulta imprescindible para trabajar y ganarse la vida. Hablamos de futbolistas, como Cristiano Ronaldo o Lionel Messi, quienes tienen aseguradas sus piernas, cantantes como Mariah Carey, que protege sus cuerdas vocales con una póliza específica a medida, pianistas, bailarinas…

Todos ellos, claro está, suelen ser celebridades millonarias cuyas partes del cuerpo específicas les han llevado a lo más alto, aunque también existen casos como, por ejemplo, cirujanos que aseguran su vista o sus manos. De esta forma, en caso de sufrir algún tipo de accidente o cualquier daño, dejarían de poder trabajar y sus ingresos se verían, por lo tanto, mermados.

Eso sí, claro que, para las aseguradoras, estas partes del cuerpo deben ser imprescindibles para su actividad, ya que, en caso de que el riesgo se materialice, debe haber un daño económico o patrimonial. La finalidad de este tipo de pólizas, en definitiva, es proteger la fuente de ingresos de la persona
asegurada, por lo que las indemnizaciones variarán en función de algunos factores.

En primer lugar, según las pérdidas económicas estimadas durante el tiempo de invalidez. Por otro lado,
según la propia parte del cuerpo que se desee asegurar, así como el riesgo al que se esta se expone en su día a día y que debe ser medible, su edad o estado de salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *