No hay duda de que el transporte de mercancías terrestre es un elemento fundamental para la economía de nuestro país. Tanto es así que, por ejemplo, como veíamos el pasado mes de marzo, las consecuencias del parón causado en protesta por la subida de los precios de los carburantes llegaban
a los bolsillos de los españoles.

Por supuesto, que haya una huelga de transportistas no es lo más habitual. Sin embargo, los riesgos a los que se pueden exponer los envíos, el transporte y la propia recepción de las mercancías, son numerosos, precisamente por el gran impacto que tiene en la economía del país. ¿Sabías que cada año se transportan alrededor de 2 millones de toneladas de mercancía por vía terrestre en España?

Por ello, siempre es bueno estudiar bien dichos riesgos a los que tienen que hacer frente. Un ejemplo de ello podría ser que ocurriese algún incendio o explosión, así como accidentes en plena carretera, como una colisión, un vuelco, o que las inclemencias meteorológicas provocadas por nieves o lluvias torrenciales dificulten o impidan el tránsito por las vías. O, incluso, que ocurran fenómenos extraordinarios como inundaciones o terremotos. Por tanto y, a su vez, todo ello podría provocar deterioros en la propia mercancía y quede obsoleta. Por otro lado, además, nos podríamos encontrar
otros riesgos como robos o daños durante la carga y descarga del material.

Todo esto supone una serie de gastos importantes que es mejor dejar bien cubiertos antes de embarcarse a la realización de esta actividad. Esta es la razón principal de por qué es fundamental contar con la protección de una buena póliza de seguro.

Pero, por supuesto, no todas las mercancías son iguales ni comparten las mismas características, por lo que habría que ver cada caso concreto. Por esta razón, lo mejor que se puede hacer es contar con el asesoramiento de un profesional del seguro. Es decir, alguien que conozca bien los riesgos alrededor de esta actividad y que sea capaz de dar con la tecla sobre lo que cliente necesita: nuestro corredor de seguros de confianza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.