El coche es el transporte favorito por la gran mayoría de habitantes de nuestro país para los desplazamientos de larga
distancia. Esto hace que el número de desplazamientos, sobre todo en período estival, sea muy grande. Por
ello, es muy importante estar concienciado y preparado a la hora de preparar un viaje de estas características con
el vehículo propio.

La bajada de temperaturas, multitud de desplazamientos y posibles fenómenos meteorológicos inesperados hacen que la preparación sea indispensable. En estos casos, debemos revisar el coche, gestionar el viaje de
manera previa y, por supuesto, precaución al volante.

Poner el vehículo a punto sería el primero de los pasos a seguir para viajar seguro en invierno. Algunos
de los imprescindibles a revisar son: reglaje de faros, escobillas limpiaparabrisas, nivel de aceite, estado de la
batería, profundidad del dibujo del neumático, etc.

A la hora de preparar el viaje lo principal es estar atento al estado de las carreteras y vías que utilizaremos para el mismo. Sin duda, una web que es de mucha ayuda a la hora de viaje es la de la DGT sobre el estado de las carreteras donde puedes conocer las restricciones que existen en las diferentes vías del territorio nacional.

Una vez estamos en marcha es importante tener cuidado al volante. Además, vamos a darte algunos consejos para que la conducción este invierno sea aún más segura: aumenta la distancia de seguridad, reduce la velocidad y circula en marchas largas, aumenta la frecuencia de las paradas ya que los viajes en invierno producen mayor fatiga, mucho cuidado al adelantar y, además, controla la temperatura interior del vehículo, evitando que
se empañen los cristales.

Por último, y no menos importante, contar con una buena póliza de Autos será todo un acierto. En este caso, lo
mejor es contactar con tu corredor de seguros de confianza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.