Este verano muchos veraneantes han pensado en las caravanas y autocaravanas como una alternativa original y segura para pasar sus vacaciones. Al ser de uso individual o familiar, no se comparten las instalaciones con otros usuarios, como es el caso de hoteles o urbanizaciones, así que puede resultar una forma muy práctica de visitar diferentes lugares sin salir de nuestra propia casa.

Lógicamente, si tanto los coches como las casas pueden tener seguros,
las caravanas y autocaravanas no iban a ser menos, así que deberíamos informarnos adecuadamente con nuestro corredor habitual antes de comprar o alquilar la nuestra.

Las coberturas más habituales incluyen la responsabilidad civil (como
cualquier otro vehículo), la asistencia en viaje, el robo o hurto o la rotura
de lunas, pero también, al funcionar como una casa, debería cubrir el contenido, como los muebles, enseres y otros bienes que se encuentren en su interior. Sólo queda subirse a bordo y disfrutar de unas vacaciones sobre ruedas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *