Seguro que ya conoces a alguien que este año haya contraído un catarro (si no ha sido tu caso). El resfriado es una enfermedad vírica leve y sobre el cual todos conocemos sus síntomas: congestión nasal, estornudos, ojos
llorosos… pero ¿sabes cómo reducir el riesgo de infección?

En primer lugar, como hemos venido aprendiendo durante la pandemia, guardando la distancia social con personas infectadas, ya que el virus del catarro es más bien contagioso. Por otra parte, mantener una buena higiene lavándonos las manos con agua y jabón con frecuencia, evitando el contacto con nuestros ojos, nariz o boca. No podemos olvidarnos tampoco de ir correctamente abrigados, de manera que los mecanismos de defensa de nuestro cuerpo estén protegidas del frío. No menos importante, fortalecer nuestro sistema inmunitario llevando una alimentación sana y realizando deporte, así como mantenernos bien hidratados. Finalmente, en caso de notar síntomas más graves, consultar con un médico

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *