A pesar de que trabajar por cuenta propia tiene muchas ventajas, ser uno su propio jefe también tiene sus inconvenientes, especialmente al estar uno solo expuesto al riesgo. Aunque los autónomos tienen el mismo derecho que los del Régimen General a recibir asistencia sanitaria, bajas de maternidad o jubilación (bajo criterios), existen los seguros para autónomos con el objetivo de complementar estas prestaciones y, de esta forma, hacer que la actividad sea mucho más llevadera.

Por ejemplo, cuando se dejan de percibir ingresos por baja por enfermedad o paro, se puede prever esta situación con una buena póliza. Otro clásico son los seguros de Responsabilidad Civil, para poder afrontar daños personales o materiales involuntarios a terceras personas.

Claro está que los negocios pueden variar mucho en características y necesidades propias, por lo que una opción más que recomendable es acudir, antes de nada, al asesoramiento de nuestro corredor de seguros.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *