Para muchas personas, sean aficionadas o profesionales de la música, un
instrumento musical es un objeto muy preciado y con valor sentimental.

Como tales, resultan ser bienes a los que proteger de los riesgos a los
que se puedan exponer, como puede ser una pérdida, un robo o que se
nos rompa por algún motivo en concreto.

Dependiendo del tipo de instrumento musical, ya sea una guitarra, un
ukelele o un piano, no es de extrañar que se opte por acudir al mayor aliado para prevenir cualquier percance que nos pueda ocurrir en estos
casos: el seguro.

Existen multitud de opciones de las que podemos disponer para evitar
imprevistos con nuestros instrumentos. En ocasiones, el seguro de nuestro
hogar puede cumplir esta función, pero, si nuestro instrumento resulta tener un valor económico importante, podemos optar por un seguro específico y a todo riesgo.

En cualquier caso, lo ideal siempre será consultar con nuestro corredor de seguros para que nos asesore sobre todas nuestras opciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *